Manifiesto. EL Àgora se queda en el barrio

¡EL ÀGORA SE QUEDA EN EL BARRIO!

El miércoles 6 de junio llegó al Ágora Juan Andrés la notificación de una demanda por parte de la empresa Triquell y García SL contra los “ignorados ocupantes” del solar pidiendo el desalojo del espacio y una indemnización de 20.000 Euros. Nos personamos en el juzgado de primera instancia nº 3 para poder defendernos de las acusaciones que se nos hacen.

Sorprende que la empresa que nos demanda y aparece como propietaria del espacio, lo fue desde junio de 2007, teniendo posteriormente 3 hipotecas pendientes así como 2 procedimientos de embargo por parte de la Hacienda pública y l’Ajuntament de Barcelona. Según teníamos entendido este solar pasó a ser propiedad de la SAREB pero ahora vuelve a aparecer la citada Triquell y García SL como demandante y propietaria.

En 2014 este espacio era un vacío, un agujero inmundo lleno de ratas, basura, jeringuillas y porquería, sin que la empresa especuladora, su propietaria, hiciera nada para mantenerlo en condiciones higiénicas aceptables, haciendo caso omiso a las quejas vecinales. Quizás esperaban mejores tiempos para el hotel que pensaban construir.

Y como una cosa más de las que pasan en este barrio, en octubre del 2013 murió en la calle Aurora, a manos de los Mossos de Esquadra, Juan Andrés Benítez, aunque podríamos haber sido cualquiera de lxs vecinxs. El barrio salió a la calle para expresar su rabia, su impotencia y la necesidad de que se hiciera justicia. Y la ocupación del Ágora se realizó el 5 de octubre de 2014, primer aniversario de su muerte y como un acto dentro de la Campanya Justicia Juan Andrés.

El vecindario vio la acción con buenos ojos ya que se acondicionó, limpió y arregló el espacio. Desde entonces hasta hoy hemos seguido trabajando en mejorarlo. Hasta ahora no ha habido ninguna denuncia por parte de institución, empresa o particular. Y se ha ido convirtiendo en un verdadero pulmón para el barrio, ante la evidencia de la falta de espacios verdes.

Frente a los problemas que padecemos lxs vecinxs del Raval de manera cotidiana: hacinamiento, suciedad, especulación, pobreza, soledad, desahucios, narcopisos, presión turística, sobreocupación de viviendas, expulsión de vecinxs, inseguridad etc., el Ágora Juan Andrés Benítez es un recinto seguro, verde, agradable, accesible y abierto para vecinxs, así como a cualquier persona que se acerque al mismo. No entiende de razas ni de confesiones religiosas, es plural, no admite el sexismo ni la homofobia, es autónomo y autogestionado.

En el Ágora se promueve el apoyo, la socialización y el encuentro entre el vecindario, y atendemos y nos hacemos eco de sus reivindicaciones. Nos sentimos orgullosxs de que este espacio se haya convertido en referente de la ciudad para celebración de actos, como plataforma de luchas sociales; ha sido usado para realizar celebraciones lúdicas, acoger obras de teatro, títeres, talleres, actuaciones musicales y poéticas, así como para el pase de películas y documentales. Aquí se sienten acogidos colectivos marginados o estigmatizados, que lo utilizan según sus necesidades.

Con el actual ayuntamiento hicimos gestiones para que intentara asegurar la propiedad pública del espacio, que entendíamos estaba en manos de la SAREB. Y por lo que sabemos no fue posible llegar a un acuerdo por las peticiones económicas que esta exigía y que imposibilitaban la compra, permuta o cesión del lugar.

Y en eso estábamos hasta que llega la demanda (aunque no sabemos de qué manera la propiedad ha vuelto a la empresa Triquell y García SL), que nos quiere echar y demandar económicamente, eliminando de paso un espacio verde y vivo del Raval, y utilizarlo para seguir practicando la feroz especulación inmobiliaria que está acabando con el barrio.

Y nos indigna que sea así, que los responsables de la dejadez del lugar, sin importarles ni la salud pública ni la vida de las personas, trafiquen con una propiedad que había pasado a manos públicas.

Y no vamos a permitirlo. EL ÁGORA SE QUEDA en el barrio y vamos a luchar para que así sea, para que no deje de ser un espacio público, verde y autogestionado al servicio de las personas y las luchas del barrio y de la ciudad.

¡Defendamos un espacio verde para el barrio!

¡La especulación nos amenaza!

¡El Raval no se vende!

Anuncios

Los comentarios están cerrados.